Aprender a cuidarles…

Estándar

No solo con nuestra buena voluntad sabremos cuidar a nuestros parres.

Para ayudar bien, vamos a requerir ciertos conocimientos, actitudes y habilidades para no generar con nuestas ignorancia, más malestar y frustración.

Aprender, para no dar respuestas espontáneas (a mí me ha pasado), que no estén orientadas hacia la comprensión de lo que viven.

Ponerse en la piel de la mami,  con su razonamiento alterado.

Es muy importante no hacerle reproches por ejemplo cuando se ralla con una pregunta (demuestra nerviosismo), ella no se acuerda de lo que acaba de decir. Es mejor distraer su atención.

Es muy importante darle información, quien soy,  donde estamos…  cuando la veamos perdida.
Información dosificada.

La empatía (ponernos en su lugar) es lo que más nos ayudará a saber que les pasa, lo que sienten y como actuar.

Cuando coincidimos varios en su casa, la mama se “aturulla”. Tenemos que intentar darle la prioridad a ella, intentar que no haya varias conversaciones a la vez, porque ella no sabe a qué atender, se frustra y comienza a lanzar la bateria de preguntas “¿que vais a tomar?”. Esto significa que se siente incómoda, que necesita participar pero seguramente lo que quiere decir se le ha olvidado… Hay que tratar de sacar conversaciones en las que la veamos cómoda…. Guernica, La Huerta Parda, Lucas…. contarle lo que hacemos (el otro día se alegro de que habría encontrado curro….)  uno por uno, si quiere intervenir darle tiempo, ayudarla con tacto con las palabras que no encuentre….

Los “eventos” hay que anunciárselos el mismo día que se produzcan. Evitar decirle “el domingo vamos a celebrar tu cumpleaños” o “el martes iremos a comprar ropa” , porque estará nerviosa hasta entonces, y martirizará al papa con ¿Que evento tenemos….?….

En el trato con la madre,  he aprendido a observarla, a darle la prioridad, a escucharla, incitarla, incentivarla, y he captado mucho de como se siente… el papi se ha echado una mochila a la espalda muy pesada. Tenemos que hablar con él (a solas), preguntarle que más ayuda necesita, como se siente, que nuevas necesidades va teniendo la mama. Hacerle sentir que lo que hacemos es por amor hacia ellos, y no por obligación.

A la mama le encanta cantar, si empieza una canción síguela, un paso por detrás y bajico.

Abrázala, hazle reír…. hazle sentirse cómoda.

Cuidar a un EA, es afrontar cada día nuevos retos, porque hay que adaptarse a los cambios en sus capacidades y en su conducta.
Esto para el cuidador principal, es una tarea dificil y agobiante.
Establecer un plan para las actividades del día, facilita el trabajo.

Es conveniente utilizar estrategias para manejar las conductas difíciles y las situaciones estresantes.
Mantenerse calmado y sosegado.
Evitar usar un tono fuerte de voz o hablarle como si fuera un niño.
Procurar establecer contacto visual y llamarla por su nombre para conseguir su atención
Recordarle quién eres, si parece que no te reconoce.
No discutir si está confundida. Responder a sus sentimientos y si es necesario distraerla con un tema diferente.
No ofendernos si no nos reconoce, se porta bruscamente o responde de manera enojada. Está reaccionando así porque está confundida.

Poner en común lo que nos sirve a cada uno nos servirá a todos, y aprenderemos más rápido como tenemos que actuar.

Continuara…..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s