Archivo de la categoría: consejos

Para ayudar con el empeoramiento de síntomas en la tarde

Estándar

Empeoramiento de síntomas durante la noche- pacientes de demencia

de Cuidate Cuidador, el jueves, 7 de junio de 2012 a la(s) 0:55 ·

Los síntomas de muchas personas que tienen Alzheimer tienden a empeorarse al atardecer, cuando se pasa del día a la noche. No se sabe por qué esto ocurre, pero sí se sabe que hay ciertos factores que ocasionan esto: cansancio, menos luz y más sombras. Lo que muchas veces sucede es que, durante el atardecer, la persona con Alzheimer presenta más confusión y frustración.

Para ayudar con el empeoramiento de síntomas en la tarde, se sugiere lo siguiente:

  • Encienda luces en la casa, para que el efecto de la oscuridad no sea tan impactante.
  • Procure que la persona con Alzheimer duerma una siesta para que no esté cansada en la tarde. Si puede, usted también debe descansar para poder manejar mejor los síntomas del paciente durante la noche. Si usted está cansada, se le hará más difícil tolerar y manejar los síntomas del paciente. Pida ayuda a otras personas.
  • Establezca una rutina de manera que tenga todo listo y organizado durante la noche y así le puede prestar más atención al paciente. También trate de hacer menos actividades al final del día.
  • Si la llegada de personas a la casa luego de un día de trabajo crea bullicio y ruido, trate de crear un área tranquila y apartada del bullicio donde pueda estar la persona con Alzheimer siempre y cuando pueda ser supervisada.
  • Consulte con el médico del paciente con Alzheimer para determinar si es necesario cambiar el horario de las medicinas de manera que los síntomas no empeoren durante el atardecer.

Lean más aquí: http://www.cuidatecuidador.com/dflateday.html


Anuncios

La falsa memoria

Estándar

INTEGRA DAÑO CEREBRAL

Tras una lesión cerebral, uno de los trastornos más frecuentes son los problemas de memoria. En su mayor parte, no se limitan solamente a la falta de recuerdos (amnesia), sino que vienen acompañados por confusiones, intrusiones y otras alteraciones que se suman a ésta e interfieren en todos los aspectos de la vida del afectado.

La memoria es una capacidad compleja, formada por multitud de componentes. Podría ser definida como “la capacidad para almacenar, procesar y recuperar la información”. Ya en 1949, Hebb distinguió entre memoria a corto y a largo plazo. La memoria a corto plazo sería lo que entendemos como memoria inmediata, es decir, la reverberación de circuitos cerrados de neuronas actuando conjuntamente, un grupo de células que continúan manteniendose activas tras la desaparición del estímulo. La memoria a largo plazo implicaría cambios estructurales en las conexiones sinápticas, es decir, en la forma en la que se comunican…

Ver la entrada original 1.030 palabras más

Once pasos para el cuidador de una persona enferma de Alzheimer

Estándar

Paso 1: Puedo controlar hasta donde la enfermedad me afecta a mí y a mi familiar.
 Una vez recibido el diagnostico de la EA, los cuidadores notarán que es limitado lo que la medicina moderna puede hacer para tratar o prevenir el progreso de la enfermedad. Muy pronto los cuidadores se dan cuenta cuáles son los aspectos del cuidado que pueden controlar y cuáles no. A pesar de que el proceso de la enfermedad no cambiará, los cuidadores se vuelven más capaces y más expertos en el manejo de comportamientos perturbadores y para poder controlar su propia actitud cuando se enfrentan con esos comportamientos.

Paso 2: Necesito cuidarme. 
Hay una lección que es más difícil de aprender y es precisamente aquella que significa que para poder continuar dando cuidados efectivos a nuestros seres queridos, tenemos que cuidar de nosotros. Es importante que los cuidadores se den permiso para cuidar de si mismos comprendiendo que si ellos están bien, su familiar estará mejor.

Paso 3: Necesito simplificar mi estilo de vida
 Los cuidadores aprenden a identificar que es lo más importante, lo que deben hacer en forma inmediata y lo que deberá acaparar toda su atención. A medida que se requiere más tiempo para prodigar cuidados, las demás actividades son adaptadas o dejadas de lado.

Paso 4: Necesito dejar que otros me ayuden
A los cuidadores que han vivido casi siempre pensando que son totalmente independientes, lo son y lo debieran ser siempre, les resultará difícil pedir ayuda, porque lo consideran un signo de debilidad. Además de permitir que otros les ayuden, también tienen que aprender a pedir ayuda y reconocer que hay momentos en los que necesitan delegar y ser reemplazados para prevenir la sobrecarga.

Paso 5: Debo pensar en el hoy, tomando día por día
Este paso refuerza la importancia de pensar en sólo por hoy y los desafíos que tendremos que enfrentar hoy, lo que ayuda a los cuidadores a enfocar o concentrar todas sus energías en lo más importante, a corto plazo. También disminuye la sensación de agobio y que los puedan superar eventos que posiblemente nunca sucedan. Si los cuidadores pueden mantener la objetividad con respecto a sus experiencias, podrán discernir mejor entre la enfermedad y la persona.

Paso 6: Necesito organizar mi día
El deterioro de memoria causado por la EA requiere estructuración, rutina y un cierto ritual para el miembro familiar afectado. Al proveer estos elementos, el cuidador le da una sensación de protección y seguridad a la vida diaria de su ser querido. Esto permitirá al cuidador usar más eficientemente su tiempo y energía tan limitados.

Paso 7: Debo tener sentido del humor.
El sentido del humor puede ayudar a los cuidadores a sobrellevar situaciones difíciles. Mantener el sentido del humor significa ser lo suficientemente objetivo como para ver algo de comedia y algo de ironía en situaciones que de otro modo serían embarazosas, dolorosas o avergonzantes.

Paso 8: Debo recordar que los comportamientos y las emociones de mi familiar están distorsionados por la enfermedad.
Por lo general los cuidadores entienden el proceso de la demencia, pero pueden llegar a creer que las alteraciones del comportamiento van dirigidas hacia ellos, en forma personal. Si los cuidadores pueden mantenerse objetivos cuando pasan por dichas experiencias, podrán separar o diferenciar mejor entre la enfermedad y la persona.

Paso 9: Debo concentrarme y disfrutar lo que mi familiar aun es capaz de hacer
Los cuidadores informan que lo que más les ayuda durante el proceso de prodigar cuidados es el poder ver como es su familiar en el momento, así como también recordar y valorar quién fue en el pasado. Disfrutar de los buenos momentos es una forma en que los cuidadores pueden ayudarse a superar las dificultades presentes.

Paso 10: Debo aprender a depender de otros para recibir apoyo y afecto. A medida que progresa la EA, la persona estará cada vez menos disponible para el cuidador. Es por eso que los cuidadores deberán ir acercándose cada vez más a familiares y amigos en busca del afecto y el apoyo que el familiar enfermo ya no puede darle.

Paso 11: Tengo que recordarme a mí mismo que estoy haciendo lo mejor que puedo en este preciso momento.
Una vez que los cuidadores se dan cuenta de que no pueden siempre manejar todas las situaciones a la perfección, podrán reconocer sus limitaciones humanas, desarrollar el sentido de autoaceptación y sentirse satisfechos de cómo han manejado un evento en particular o como han respondido a determinada alteración en el comportamiento.

(Fuente: Dr. Farran y Sra. Keane-Hagerty. Connections.ADEAR Center,Silver Spring, Md. USA, Invierno de 2000)