1. Estimular y/o mantener las capacidades mentales
2. Evitar la desconexión del entorno y fortalecer las relaciones sociales
3. Dar seguridad e incrementar la autonomía personal del paciente
4. Estimular la propia identidad y autoestima del paciente
5. Minimizar el estrés y evitar reacciones psicológicas anómalas
6. Mejorar el rendimiento cognitivo
7.Mejorar el rendimiento funcional
8. Incrementar la autonomía personal en las actividades de la vida diaria
9. Mejorar el estado de salud del paciente
10. Mejorar la calidad de vida de paciente y su familia

El tratamiento no farmacológico de la enfermedad de Alzheimer englobaría una amplia variedad de técnicas. Iría dirigida a sentimientos de pérdida de control, temores sobre el futuro, sentimientos de ansiedad y depresión. En todo caso el objetivo terapéutico sería incrementar en la medida de lo posible, los sentimientos de autoestima, autoeficacia y control.
Hay autores que señalan que si no es aplicada con la suficiente sensibilidad puede conducir a la frustración y a un aumento del estrés del paciente

La puesta en práctica de las diferentes tareas de estimulación cognitiva debe de estar basada en la relación enfermo-terapeuta-familia, a través de la comunicación con el paciente, la aceptación de sus déficit y sus realidades, potenciando siempre sus éxitos, no exponiéndolo a situaciones de fracaso y favoreciendo situaciones de complicidad.

Será necesario ir modificando las tareas para adecuarlas a la realización de los enfermos y a la velocidad de progreso de la enfermedad. Será útil emplear otras técnicas como las de validación para facilitar la comunicación, reforzar la autoestima y motivar la participación.
El trabajo estará focalizado en los siguientes puntos:

• La atención: Con tareas simples que ayuden a reforzar la activación mental (series numéricas concretas, nombres de los meses del año en sentido directo e inverso).

• La orientación temporal, espacial y personal: Con tareas básicas de situación en el momento temporal y espacial, biografía personal y de su entorno más inmediato (amigos, familia…), para mantener al enfermo en contacto con la realidad que le rodea, objetivos básicos de la Terapia de Orientación a la Realidad, susceptible de ser empleada.

• La memoria: Potenciando la memoria inmediata con ejercicios de repetición de series, reforzando la memoria reciente con ejercicios cortos que faciliten la fijación y el recuerdo, manteniendo el mayor tiempo posible la memoria remota (mediante la repetición continuada de los ejercicios).

• El concepto numérico y el cálculo: Tareas de cálculo mental, resolución de problemas aritméticos, operaciones aritméticas y juegos numéricos.

• El razonamiento: Con ejercicios que trabajen la capacidad de clasificar características de los objetos.

• El lenguaje escrito: Con tareas de redacción de un texto, escritura de una frase o palabras, dictado y copia.

• El dibujo libre o guiado, optimizando así las praxias constructivas.

Las estrategias que se proponen para trabajar la orientación se fundamentan en la técnica de Orientación a la realidad, comentada anteriormente y en las técnicas de validación, basadas en la capacidad, conocimientos y habilidades del terapeuta, en aceptar y empatizar con el paciente. El objetivo es realizar las tareas en un ambiente distendido, facilitando una buena comunicación oral y gestual así como un máximo contacto interpersonal. El éxito radica en la ausencia del estrés.

Los objetivos específicos a alcanzar serían favorecer y activar la orientación espacial y temporal para mantenerla el mayor tiempo posible, mantener la orientación de la persona así como activar la memoria personal o autobiográfica.

Para ello se va a contar con los siguientes recursos y estrategias:

• Terapia de orientación a la realidad.

• Uso de calendarios y ayudas externas.

• Facilidades en las tareas de orientación mediante recursos verbales.

• Utilización de técnicas de observación y validación.

• Orientación temporal: aspectos más recientes como día, mes, año y estación y aspectos más inmediatos como horas del día, fecha del mes…

• Festividades importantes y fiestas populares, como facilitadoras de la orientación temporal.

• Cronología personal (datación de la biografía personal), para favorecer la orientación temporal.

• Orientación espacial (aspectos más inmediatos como lugar donde se encuentra y aspectos más recientes como ciudad, provincia, país, etc.).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s